miércoles, 27 de agosto de 2008

Los consejos no deseados

Los consejos no deseados


"¡Ayuda! ¡Me estoy frustrando tanto con la lista de consejos que recibo de mi suegra y mi hermano! No importa lo que haga, lo hago siempre mal. Los quiero mucho a los dos, ¿pero como puedo parar estos consejos que no deseo?"

De la misma manera que tu bebé es una parte importante de tu vida, él es también importante para los demás. Estas personas que aman a tu bebé tienen un vínculo contigo y con el bebé de una manera tan especial que invita a dar consejos. Sabiéndolo, tienes un motivo para manejar esta interferencia amablemente, de modo que los sentimientos de los demás no se vean afectados.

Independientemente del consejo, es tu bebé, y al final, le educarás de la manera que tú consideres mejor. Así que, normalmente, no vale la pena empezar una discusión por sus comentarios con una persona que te quiere bien. Puedes responder a consejos no deseados de varias formas:

Escucha primero
Es natural estar a la defensiva si te sientes juzgada; pero normalmente no estás siendo criticada. De hecho, la otra persona habitualmente está compartiendo contigo lo que siente que es importante para ella. Intenta escucharla, puedes aprender algo interesante.

Ignora
Si sabes que no hay manera de convencer a la otra persona para que cambie de parecer, simplemente sonríe, asiente y responde con frases sin compromiso, como "Interesante". Luego, sigue tus propias ideas, a tu manera.

Asiente
Puedes encontrar una parte del consejo que sea de tu aprobación. Si es el caso, comunícale que estás completamente de acuerdo con ese tema.

Elige tus discusiones
Si tu suegra insiste en que el bebé lleve un gorrito para pasear por el parque, ponle uno. No le causará ningún mal a largo plazo, y calmará a tu suegra. Sin embargo, no cedas en otras cuestiones que sí son importantes para ti, o para la salud o bienestar de tu hijo.

Deja las cosas claras
Si tu hermano te presiona para que dejes llorar al bebé hasta que se duerma, algo que tú nunca harías, no te quejes delante de él de que tienes que levantarte varias veces por la noche. Si él saca el tema, la distracción es tu mejor arma, como "¿te apetece un café?"

Edúcate a ti misma
El conocimiento es el poder; protégete a ti misma y a tu familia leyendo acerca de opciones de crianza. Confía siempre en que estás haciendo lo mejor para tu bebé.

Educa a la otra persona
Si tu "maestro" te está dando información que sabes que está desfasada o es errónea, comparte lo que has aprendido sobre el tema. Puedes conseguir que la otra persona abra su mente. Menciona el libro, estudio o artículo que has leído.

Menciona un médico
Mucha gente sólo acepta un punto de vista si un profesional lo ha validado. Si tu propio pediatra está de acuerdo con tu posición, di "mi doctor me dijo que esperara hasta que ella tenga seis meses antes de darle papillas". Si tu propio pediatra no está de acuerdo con la idea, refiérete a otro médico, tal vez el autor de un libro sobre cuidado de bebés.

Usa términos vagos
Puedes evitar la confrontación con una respuesta elusiva. Por ejemplo, si tu hermana te pregunta si ya habéis empezado a retirarle el pañal (pero estáis todavía muy lejos de incluso empezar), puedes contestar "estamos en ello".

¡Pide ayuda!
Tu "consejero" es probablemente un experto en algunos temas con los que puedes estar de acuerdo. Búscalos e invítale a que te guíe. Se sentirá muy feliz por ayudarte y tú estarás contenta por haber encontrado una manera de no enfrentarte con él sobre aquellos temas en que, definitivamente, no estás de acuerdo.

Memoriza una respuesta estándar
Este es un comentario que se puede usar como respuesta a casi cualquier consejo: "Esta puede no ser la mejor manera para ti, pero sí es la mejor manera para mí."

Se honesta
Intenta ser honesta con tus sentimientos. Busca un momento tranquilo, libre de distracciones, y elige tus palabras cuidadosamente, como "Sé cuanto quieres a Daniel, y estoy muy contenta de que pases tanto tiempo con él. Sé que crees que me ayudas cuando me das un consejo sobre esto, pero estoy a gusto con mi propia decisión y realmente me gustaría mucho que lo entendieras."

Busca un intermediario
Si la situación está haciendo que la relación con el consultor sea insostenible, puede ser necesario preguntar a otra persona para que medie en la situación.

Busca otros amigos con ideas similares
Únete a un grupo de soporte o a un foro de Internet con personas que compartan tu filosofía de crianza. Hablar con otros que están también criando a sus hijos de una manera parecida a la tuya te puede dar la fortaleza que necesitas para enfrentarte a personas que no comparten tus puntos de vista.

Este artículo es un extracto del libro Gentle Baby Care de Elizabeth Pantley. (McGraw-Hill, 2003)

Tomado de: crianza natural

martes, 12 de agosto de 2008

Reflexiones sobre el Método Estivill



Rosa Jové, psicóloga clínica, psicopediatra y autora del libro Dormir sin lágrimas nos expone en este artículo su óptica con respecto al método que propone dejar llorar al bebé para enseñarle a dormir.
Reflexiones

No estoy en contra del método. Simplemente quiero lo mismo que se les pide a otros métodos o fármacos; es decir, que alguien me demuestre que no son perjudiciales para la salud. De momento no hay ningún estudio que demuestre que a los niños que se les ha aplicado este método no tengan secuelas psicológicas de mayores. En cambio hay estudios científicos importantes (Spitz, Harlow, Bolwby, Mckenna,....) sobre lo perjudicial que es dejar llorar a los niños, no consolarlos, dejarlos solos, etc.

El día que me demuestren que no es perjudicial para la salud quizás lo recomiende, mientras tanto...no.

No estoy en contra del método. Simplemente quiero que me demuestren lo que dicen. No hay en todo el libro de Estivill una nota bibliográfica de ningún estudio y de ningún autor que avalen sus palabras. Me enseñaron en la universidad que todo trabajo científico debe ir acompañado de estudios y citas que avalen lo que uno dice; en caso contrario, no es ciencia, sino periodismo. Por cierto.....¿por qué un hombre de “ciencia”, como Estivill, elige a una periodista, como Silvia de Béjar, para escribir su libro?

El día que me demuestren lo que dicen quizás lo recomiende, mientras tanto....no.

No estoy en contra del método. Simplemente quiero que me demuestren que sirve para solucionar los problemas del sueño. Estivill dice en el prólogo de su libro que funciona en el 96% de los casos (sin citar ningún estudio que avale sus palabras, ¡claro!). En cambio en el capítulo VI cita que hay problemas que no tiene solución como las pesadillas (45% de niños), el sonambulismo (15%), etc... A ver, repasemos matemáticas. Si del 100% de niños con problemas de sueño (donde se supone que incluye a los de las pesadillas) el 96% se “curan” con el método, pero el 45% del 100% no pueden ser curados... hay algo en esta suma que me falla. O me sobran niños o me faltan curaciones. ¿Qué pasa? Pues que Estivill no tiene la solución para los verdaderos problemas del sueño. Solo trata esos casos leves de niños que tienen necesidad de sus padres para dormir (cosa que se cura sola con el tiempo). Lo único que les “enseña” a los niños con su método es a darse cuenta de que nadie les hará caso y, por lo tanto, a la larga aprenden a no quejarse más. Muchos ni siquiera se duermen enseguida, sino que se quedan quietos en silencio.

El día que me demuestren que sirve para solucionar los problemas del sueño quizás lo recomiende, mientras tanto...no.

No estoy en contra del método. Simplemente creo, como hacemos la mayoría de profesionales de la salud, que ante un diagnóstico es de elección el tratamiento menos agresivo para la persona. Ante un niño que todavía necesita dormir en compañía o que le duerman, hay muchas cosas que funcionan, entre ellas el mecerlos, el dormir acompañados o el dejar pasar el tiempo. La mayoría de problemas se resuelven solos, y ¡total! si el método es tan bueno, funcionará igual a los pocos meses que a los 3 años (época en la que se suelen solucionar gran parte de los problemas). ¿Por qué empezar con el que hará sufrir más a nuestro hijo?

El día que me demuestren que es el único método que funciona en estos casos (o el menos agresivo) quizás lo recomiende, mientras tanto...no.

No estoy en contra del método. Simplemente me pregunto ¿qué método? Desde Valman hasta Estivill conozco varios autores que se han adjudicado la autoría del método en los últimos 30 años. El que mejor lo ha desarrollado es Ferber (de hecho, menos en España, en todo el mundo a nuestro supuesto método Estivill, le llaman método Ferber). Si tiene la oportunidad de ojear su libro“Solucione los Problemas de Sueño de su Hijo” (Ed. Medici), en la página 91 verá publicado el método “Estivill” 5 años antes de que el primer “Duermete niño” apareciera en el mercado. ¡Ah! ¡Por eso lo escribió una periodista! Estivill simplemente hizo de intermediario: cogió las ideas de Ferber y se las dio a Silvia de Béjar.

El día que me demuestren que el método Estivill no es una estafa quizás lo recomiende, mientras tanto...no.

No estoy en contra del método. Simplemente tengo una lista con 10 o 15 preguntas más que me quedan sin contestar. Soy persona de ciencia (o lo intento) y necesito respuestas antes de hacer llorar a mi hijo.

El día que me den todas las respuestas que necesito quizás lo recomiende, mientras tanto..... intente no creer todo lo que la publicidad dice. Busque, nvestigue y pregúntese. Sus hijos lo merecen.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Padres que pegan

Me presento en este blog como una mamá incha furibunda defensora de la crianza con apego y respeto. Hay muuuuchos temas que tratar al respecto, pero hoy quiero escribirles acerca de pegar a los hijos. Estoy segura que todos conocen personas que les pegan a sus niños "por su bien"... Pues aqui les dejo algunas reflexiones, interioricenlas y háganlas llegar a estos padres confundidos. Un granito de arena de cada una de ustedes, hará la diferencia en la vida de esos chiquitines.

Si alguien es partidario de frases como: "solo entiende a golpes" o "solo dejó de hacer berrinche cuando le di sus nalgadas", esta persona está menospreciando y degradando la inteligencia de su hijo. ¿Acaso no considera que ese pequeño sea capaz de comprender con palabras los conceptos de disciplina? ¿No será más bien que este padre o madre es incapaz de expresar con palabras inteligentes tales conceptos?
Si Jesucristo dijo que de los niños es el reino de los cielos, ¿Acaso los dueños del paraíso son esas criaturas calculadoras y temibles que se generalizan en frases como:
“Ya te tomó la medida”
“Si lo cargas se malcría”
“Déjalo que llore para que se enseñe que no se va a hacer su voluntad”
“Si haces lo que el niño quiere te pierde el respeto”
“Hace berrinches por llamar la atención, no le hagas caso”
“Los niños son mañosos”
Yo creo que no… más bien creo que estas frases creadas por adultos, corresponden más a su propio comportamiento. También creo que la responsabilidad de los padres en cuanto a disciplina se refiere es gigantesca.
Un golpe demuestra la incapacidad de un padre para solucionar un asunto de disciplina con su hijo, de forma ecuánime e inteligente. A mayores golpes, mayor la incapacidad de diálogo y manejo del conflicto por parte del padre. Un golpe es una forma rudimentaria, simple, un burdo intento de arreglar lo que no hemos sabido prevenir.
Como seres humanos tenemos mente y espíritu, capacidad de comunicación y necesidad de afecto; pensemos en estos cuatro aspectos cada vez que el mal humor nos impulse a dar un golpe a nuestros hijos. Con voluntad y amor aplicadas a estos cuatro conceptos siempre se encontrará una solución al conflicto, solución que no solo funcione al momento sino que establezca los cimientos de una relación padre-hijo armoniosa y constructiva.
Que no nos dé flojera pensar un poco a fondo, observar con detenimiento el comportamiento de nuestros niños para conocer las causas del berrinche o mal comportamiento y prevenirlo; seamos valientes y hablemos con la verdad a nuestros hijos, expliquemos el por qué si y por qué no, pero hagámoslo con verdad y justicia porque de eso depende la buena educación.
No olvidemos que para una comunicación efectiva se requiere hablar claro y escuchar atento; el “cállate” o “es asi porque soy tu madre y punto” no funcionan. Nuestros niños tienen cosas importantes que decir, escuchémoslos.
Si creemos que un golpe a tiempo previene mil dolores de cabeza, pensemos un poco más, la comunicación efectiva y el amor solucionan toda una vida de confusión. Si pensamos que una nalgadita no va a marcar su vida, tal vez lleve razón, pero la desatención y confusión que hay detrás del golpe esa si que marca. Y por qué no cambiar las nalgadas y golpes por una enriquecedora conversación entre padre e hijo, ésta si que marcará la vida de ambos pero en forma positiva y los hará mejores personas.
Pero el compromiso de los padres debe ir más allá de las buenas palabras. Se educa con el ejemplo, así que seamos coherentes. Que el comportamiento que pedimos en nuestros hijos sea un hábito en nuestras vidas, solo así el niño nos creerá, confiará y seguirá nuestros pasos.

Reciban muchos besos y pásenlos a sus hijos con piloncito de más.



domingo, 3 de agosto de 2008

Actividades de la Semana Mundial de la Lactancia Materna (DF)

Semana Mundial de la lactancia
“Apoyo a la madre:Construyendo el éxito”
Hospital Médica Sur – Santa Teresa, te invita a las conferencias los días 6 y 7 de agosto.

PROGRAMA
Miércoles 6 de agosto
9:30-10:00 Introducción. Dra. Irene Septién
10:00-10:30 ¿Porqué amamantar? Dr. Héctor Vera
10:30-11:00 Patrones de sueño y alimentación Dr. Juan J. Almaraz
11:15-11:45 Lactancia y anticoncepción. Dr. Jesús. Lujan
11:45-12:15 Nutrición. Lic. Tania Cárdenas.
12:15-12:45 Manejo de la leche materna. CLM Graciela Hess
12:45-13:15 Implicaciones psicológicas de la lactancia materna. Dra. Angeles Guerrero
13:15-13:45 Como prepararse para la lactancia. Dr. Ramírez Bergeron
13:45-14:15 Implicaciones del tipo de parto en la lactancia. Dr. Hugo Escárcega

La Semana Mundial de la lactancia es un evento coordinado por WABA.
Lactancia, crianza y amor | Diseñado por - KeRiTa - 2008