miércoles, 12 de noviembre de 2008

Vamos contra la corriente

A todos nosotros, los padres comprometidos con la auténtica felicidad de nuestros hijos, los que criamos con apego y con respeto... quiero decirles que nos hemos embarcado en un velero que va contra la corriente. Como todo velero, es fácilmente desviable de su cauce. La sociedad sopla vientos contrarios. Es más fácil encontrar parientes, amigos, ¡médicos!, que te invaden con comentarios como "¡¡todavía le das pecho!!" "dale un par de manazos y verás si lo vuelve a hacer" "quítale su juguete favorito para que se enseñe a obedecer" y otros peores que ya muchas conocemos. O la coerción disfrazada de premio: "Portate bien y tendrás juguetes en navidad" "Si te vistes tu solo te daré un regalo"... ¿de qué se trata? ¿Queremos que nuestros hijos nos amen o nos vean como maquinitas de premios?
Además de convivir con la larga lista de frases que continuamente debemos estar debatiendo, el colmo es que debemos ir por la vida justificando continuamente nuestras acciones en la crianza de nuestros niños. O acaso no le suena familiar lo siguiente:

"Bueno, le doy mi leche porque es lo mejor para él... fijate que tiene estas y estas otras propiedades... además está el vínculo afectivo... bla, bla, bla!

"Pues si no desea comer eso no lo voy a obligar mamá... si ya se que necesita los nutrientes... los buscaremos en otro alimento... ¿que hago lo que él quiere? ¿tiene eso algo de malo?... no mamá, no soy su juguete... soy su mamá"

"Cierto, me duele un poco la espalda, pero adoro cargar a mi beba... ¿Que se tiene que enseñar a caminar? ¡Ya sabe caminar! Pero aun asi, mientras pueda la llevaré en brazos, no tendré este privilegio por mucho tiempo"

Estoy chocada de justificarme ante quien no entenderá mis razones y tampoco le interesa. Por eso, la crianza es cuestión de mamá, papá e hijo. Que nadie que no tenga dos dedos de frente interfiera.

Vamos contra la corriente, amigas mias... pero tenemos dos armas valiosas: la información y el amor hacia nuestros hijos.

Mi esperanza es que al enseñar a nuestros hijos el respeto hacia los demás, a ellos les toque un futuro de empatía y respeto.

No estoy enojada... estoy en pie de lucha.

Besos

3 comentarios:

•○.☼kerita☼.○• dijo...

WOW gizz, me transmites TODO, tienes Toda la razon... es navegar contra la corriente, ayer tube una prueba clara de eso, sobre si diego con 13 meses, YA DEBE tomar leche de carton y yo en que si, SI PUEDE, pero yo no quiero pero noe s de obligación... haaa

Pues en efecto, estamos en pie de Lucha!

°Tania° dijo...

Exactamente!

En pie de lucha!

Y seguiremos contra la corriente, porque nunca faltara algun comentario o consejo. Es como mi prima que me dijo "Karim ya el otro año cumple 3 vdd? yaaa yaa al kinder, ya estuvo mucho tiempo sin escuela"

O_o Perdon prima?? Y la mamá quien es?? Oseaaa si no quiero no lo meto a la escuela hasta los 5 años yyyyy????

Paula dijo...

COMPLETAMENTE DE ACUERDO Y QUE BUENO SABER QUE NO ESTAMOS SOLAS CONTRA LA CORRIENTE
SALUDOS, FELICITACIONES Y UN ABRAZO DESDE CHILE
PAULA

Lactancia, crianza y amor | Diseñado por - KeRiTa - 2008